basque cheesecake en Lima

¿Dónde encontrar la auténtica basque cheesecake en Lima?

Valeria Scavia

El Basque Cheesecake, también conocido como la «tarta de queso vasca,» se ha convertido en un fenómeno gastronómico, deleitando paladares en todo el mundo con su textura única y su sabor inigualable. ¿Quieres conocer más de esta deliciosa creación, desde su fascinante historia hasta los precisos ingredientes y la magia en su preparación? Entonces te invitamos a seguir leyendo esta nota y te enterarás dónde puedes encontrar el auténtico Basque Cheesecake en Lima. ¡No te lo pierdas!

La historia del Basque Cheesecake

 

El Basque Cheesecake, o Tarta de Queso Vasca, tiene sus raíces en la región del País Vasco, en el norte de España. Su historia se remonta a la década de 1990, cuando el chef español Santiago Rivera creó esta versión única de la clásica tarta de queso. A diferencia de las recetas tradicionales, el Basque Cheesecake se caracteriza por su aspecto rústico, con un exterior tostado y un interior cremoso.

La magia detrás de esta creación reside en su proceso de cocción a alta temperatura, que produce una capa caramelizada en la parte superior, creando un contraste delicioso entre lo crujiente y lo suave. Desde entonces, el Basque Cheesecake ha ganado popularidad en todo el mundo, convirtiéndose en un símbolo de la creatividad culinaria vasca.

La autenticidad del Basque Cheesecake se refleja en la simplicidad y la calidad de sus ingredientes. Aquí te presentamos la lista detallada para recrear esta delicia en tu propia cocina:

 

Ingredientes del Basque Cheesecake:

  • 600 g de queso crema.
  • 200 g de azúcar.
  • 4 huevos.
  • 300 ml de nata para montar.
  • 50 g de harina.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • Ingrediente adicional (opcional): Azúcar glas para decorar.
  • Papel sulfurizado (para horno).

 

Preparación del Basque Cheesecake

 

La preparación del Basque Cheesecake destaca por su simplicidad y el énfasis en la calidad de los ingredientes. Sigue estos pasos para crear tu propia obra maestra culinaria:

1. Preparación del molde:

  • Forra un molde desmontable con papel pergamino, asegurándote de cubrir bien los bordes.
  • Precalienta el horno por 10 minutos a 220°C.

 

2. Mezcla de queso crema:

  • En un tazón grande, bate el queso crema hasta obtener una textura suave.
  • Agrega el azúcar y continúa batiendo hasta que esté bien incorporado.
  • Añade los huevos uno a uno, batiendo después de cada adición.
  • Incorpora la nata para montar y mezcla bien.
  • Agrega la harina tamizada y el extracto de vainilla, asegurándote de que la mezcla sea homogénea.

 

3. Horneado del Basque Cheesecake:

  • Vierte la mezcla en el molde preparado.
  • Hornea a 220°C durante 25-30 minutos, o hasta que la parte superior esté dorada y firme al tacto. A mitad de tiempo, vamos vigilando que no se tueste demasiado, si se está dorando demasiado cubrimos con un papel de aluminio. En el horno la tarta se hinchará mucho, es normal, se irá deshinchando cuando se enfríe.
  • Cuando suene la alarma del horno, dale unos minutos para que la magia ocurra. Después, ábrela un poquito y déjala respirar ahí dentro durante unos 15 minutos con el horno apagado. Luego, sácala con cuidado y déjala que se enfríe completamente a temperatura ambiente, preferiblemente sobre una rejilla. Aunque parezca que la tarta está de fiesta moviéndose, no te preocupes, eso es señal de que está en su punto. Con el tiempo, se pondrá más firme y reducirá su tamaño, pero no te emociones: ¡no la desmoldes aún!
  • Cuando la tarta haya enfriado por completo, tápala con papel de aluminio y déjala descansar en la nevera, mínimo unas 6 horas. Pero, te cuento, si tienes la paciencia y la planificación a tu favor, déjala reposar toda la noche. En serio, ¡le da un sabor que vale la pena esperar! Así que, si puedes, déjala en la nevera toda la noche, ¡es lo más recomendable para que se ponga en su punto!
  • Al día siguiente retira la tarta del frigorífico unos 30 minutos antes de servir, para que no esté tan fría y coja una textura más suave y cremosa. Desmolda y deja el papel de horno para dar un aspecto más rústico y tradicional.
  • Decoración (opcional): Antes de servir, espolvorea con azúcar glas para un toque decorativo.

 

¡Descubre la auténtica Basque Cheesecake en Lima!

 

El Basque Cheesecake es más que un postre; es una experiencia culinaria que te transporta a las tierras del País Vasco con cada bocado. Si deseas experimentar el auténtico sabor del Basque Cheesecake en Lima, te invitamos a visitar la tienda Tarta de Queso ubicada en san Isidro. Aquí, la receta vasca cobra vida con cada porción, ofreciendo una experiencia única para los amantes de los postres sofisticados.

Tarta de Queso se enorgullece de ofrecer el Basque Cheesecake con la autenticidad y el sabor que caracterizan a esta creación única. Y si la comodidad es tu prioridad, el servicio de delivery garantiza que este deleite llegue directamente a tu puerta. Disfruta de un viaje de sabores único y auténtico. ¡Haz tu pedido hoy y lleva la magia del Basque Cheesecake a tu hogar! ¡Buen provecho!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir en:

Deja el primer comentario

Artículos Relacionados