Qué es la Basque Burnt Cheesecake

¿Qué es la Basque Burnt Cheesecake y por qué todos hablan de ella?

Valeria Scavia

¡Cómo están los amantes de los postres! Hoy quiero invitarlos a conocer el fascinante mundo de la Basque Burnt Cheesecake, un fenómeno culinario que ha conquistado los corazones de los aficionados a la repostería de todo el mundo. ¿Qué hace que esta versión moderna de la clásica tarta vasca sea tan especial? ¡Vamos a descubrirlo juntos!

Basque Burnt Cheesecake ¿de qué se trata?

 

La Basque Burnt Cheesecake es una reinterpretación audaz y deliciosa de la tradicional tarta vasca, caracterizada por su textura cremosa y su sabor caramelizado. A diferencia de la tarta de queso clásica, que suele tener una apariencia suave y uniforme, la Basque Burnt Cheesecake se distingue por su aspecto tostado y ligeramente quemado en la parte superior, lo que le confiere un sabor único y una textura irresistiblemente cremosa por dentro.

La Basque Burnt Cheesecake, o «tarta de queso quemada vasca», tiene sus raíces en la región del País Vasco, en el norte de España. Se cree que esta deliciosa variación de la clásica tarta de queso surgió en el restaurante La Viña, ubicado en la ciudad de San Sebastián.

Esta nueva interpretación de la tarta de queso rápidamente ganó popularidad y, con el tiempo, se convirtió en un plato emblemático de la gastronomía vasca. Desde entonces, la Basque Burnt Cheesecake ha sido reinterpretada y reinventada por chefs y pasteleros de todo el mundo, pero su origen sigue siendo un tributo a la creatividad y la tradición culinaria del País Vasco.

¿Quieres aprender a cocinar la Basque Burnt Cheesecake?

 

¿Cómo se prepara esta maravilla culinaria? La preparación de la Basque Burnt Cheesecake es sorprendentemente sencilla, lo que la convierte en una opción perfecta para aquellos que desean impresionar a sus invitados con un postre delicioso y sofisticado sin tener que pasar horas en la cocina.

Ingredientes:

  • 1 kilo de queso crema, tipo Filadelfia.
  • 1½ tazas (300 g) de azúcar.
  • 6 huevos grandes.
  • 1/2 l. nata líquida.
  • 1 cucharadita. extracto de vainilla.
  • ⅓ taza (42 g) de harina para todo uso.

Preparación:

Para empezar, se mezclan los ingredientes clásicos de la Basque Burnt Cheesecake, como queso crema, huevos, azúcar y harina, en un tazón grande hasta obtener una mezcla suave y homogénea. Luego, se vierte la mezcla en un molde desmontable forrado con papel de horno. Verter en el molde y hornear a 210 ºC durante 40 minutos.

Durante el proceso de horneado, la parte superior de la tarta se carameliza y adquiere un color dorado oscuro, mientras que el interior se mantiene suave y cremoso. Este contraste entre la capa exterior tostada y la capa interior sedosa es lo que hace que la Basque Burnt Cheesecake sea tan irresistible para los amantes de los postres.

Una vez que la tarta se enfría, se desmolda y se sirve, lista para ser disfrutada por todos los comensales. Su sabor y textura indulgente la convierten en el postre perfecto para cualquier ocasión, ya sea una cena elegante o una reunión informal con amigos y familiares.

¿Quieres la Basque Burnt Cheesecake en tu casa?

 

Y ahora, la mejor parte: ¡puedes disfrutar de la Basque Burnt Cheesecake sin salir de casa gracias a Tarta de Queso! Esta tienda ubicada en Av. Javier Prado Oeste 715, San Isidro, Lima, ofrece una increíble variedad de deliciosas Basque Burnt Cheesecakes que estoy segura de que te encantarán. Y lo mejor de todo es que puedes hacer tus pedidos por la web y disfrutar de su increíble sabor en la comodidad de tu hogar, ¡gracias al servicio de delivery!

Así que no esperen más, amigos, y denle un vistazo a Tarta de Queso para descubrir la verdadera delicia de la Basque Burnt Cheesecake. ¡No se arrepentirán! ¡Los esperamos!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir en:

Deja el primer comentario

Artículos Relacionados